martes, 28 de septiembre de 2010

CARLOS OSORIO Y EL COMICS



Fueron las imágenes que atiborraron mis cuadernos de estudio de primaria los que de manera directa me iniciaron al comics, los espectaculares dibujos de Joe Kubert, Russ Manning, Hal Foster y Burne Hogarth, las obras fantásticas de Boris Vallejo, Frank Frazeta, Sanjulian; las historias de guerreros míticos como Conan el Bárbaro, Hércules y Sansón, los personajes como Tarzan de los monos, el Fantasma, Mandrake el Mago, EL Zorro, El llanero Solitario, Kaliman el hombre increíble, Arandú, Batman y Superman. Todos ellos fueron mi academia, los dibujaba en todo momento y coleccionaba las revistas hasta tener un número suficiente para montar un puesto de alquiler en el barrio Aranjuez de Medellín.
Depuré mis dibujos y cuando tenía un buen trazo solicité trabajo en el periódico “El Colombiano” como colaborador gráfico en 1973, este trabajo me dio la oportunidad de realizar estudios de maestría en artes en La Universidad de Antioquia; ante todo soy artista plástico, muralista, escultor, dibujante y escritor. Siempre he procurado ser integro desde la formación académica a la práctica.
Incursionando en el comic, fundé una empresa llamada CCOMICS con la idea de realizar un producciones autóctonas, allí surge la serie HOMBRES DE ACERO con 18 revistas, ilustraciones, portadas y dibujos para empresas colombianas y extranjeras.